Casa kiko, un paraíso para los amantes de la cerveza en peñíscola

Situada en pleno Casco Antiguo, a pesar de estar muy céntrica, la taberna Casa Kiko es una de esas sorpresas deliciosas que te da Peñíscola si decides conocerla a fondo. No tiene pinta de ser el típico bar o restaurante donde cualquiera pararía a cenar, pero si le das la oportunidad descubrirás que no hay por aquí muchos sitios como este, con una variedad y una calidad tan interesante en todo lo que su carta propone.

Empezando por las tapas y las tostas, que son una auténtica maravilla para los paladares más exquisitos, y siguiendo por sus tablas de ibéricos, que han dejado a más de uno con la boca hecha agua. Siempre con un buen surtido de jamón de Guijuelo preparado para los más sibaritas, aquí se viene a comer bien y a disfrutar no solo de la comida y la bebida, son también del ambiente agradable y joven que suele predominar, sobre todo a la hora de cenar.

CASA KIKO PEÑISCOLA

Pero si por algo destaca de verdad Casa Kiko es por sus cervezas. La taberna se enorgullece de ofrecer a los amantes del dorado líquido la mayor selección de cervezas tanto artesanales como importadas de toda la Ciudad del Mar. El complemente perfecto para los exquisitos platos que podemos encontrar en este local, y sobre todo, para esas tardes de calor donde lo único que nos apetece es bebernos una cerveza bien fría.

Cervezas alemanas, inglesas, francesas, danesas y casi de cualquier país del mundo se pueden encontrar aquí, en casa Kiko, además de otras mucho más cercanas, nacionales, con toques audaces y únicos. Buena comida, buena bebida y un ambiente espectacular para uno de esos lugares con una magia especial en Peñíscola, un sitio del que no te querrás marchar nunca.

Leave a Reply